Predicar con el ejemplo

¿Quieres que tus hij@s coman bien y tomen jugos de verduras? - Empieza por ti comiendo saludable

¿Quieres que tú familia medite? - Medita todas las mañanas y noches

¿Quieres que tus niños y niñas duerman temprano? - Duérmete temprano

¿Quieres que tus hijos hagan ejercicio? - Haz ejercicio

El ejemplo es poderoso y puede más que las palabras. Así que si deseas que tu familia tenga mejores hábitos empieza POR TI, acuérdate que si cambiamos por dentro el exterior cambia.

Obligarlos, gritar e imponer la comida no es una buena estrategia, ni premiar o castigar con alimentos. El momento de alimentarnos es natural y neutral, no tiene que ir ligado a emociones.

#AlmendraHealthy





0 views
 CONTACTO:

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com